Medir el tiempo que los empleados utilizan para realizar los proyectos ayudará a conocer la productividad de los empleados.

Los organigramas de las empresas han cambiado. Cada vez es más habitual que las organizaciones estén departamentalizadas y que trabajen por proyectos. Por ello, hoy os contamos por qué se debe medir el tiempo de los proyectos.

Muchas son las empresas que llevan un control de la jornada laboral de los empleados, pero… ¿trabajar muchas horas significa ser más productivo? La respuesta, aunque polémica, creemos que está clara, y es NO.

Llevar un control de la jornada laboral de los empleados es imprescindible para la correcta retribución de los  mismos, pero para conocer la productividad de los trabajadores lo ideal es conocer cuánto tiempo dedican a las distintas tareas. Así que a continuación os mostramos los beneficios de medir el tiempo de las tareas y proyectos.

Beneficios de medir el tiempo de los proyectos

– Contar con un gestor de tareas es muy interesante, no sólo para los empleados y para los jefes, también lo es para los clientes. Conocer el tiempo que dedican nuestros trabajadores a los proyectos permitirá elaborar presupuestos precisos, por lo que seremos más competitivos.

Aumento de la productividad. Medir el tiempo que se invierte en tareas y proyectos ayudará a conocer cuánto tiempo se dedica a las tareas más importantes y cuánto a las menos importantes. De forma que desde el departamento de recursos humanos o desde la alta dirección pueden modificarse el orden en el que se desarrollen las tareas y ayudar a mejorar la planificación de los empleados.

– Mejora de la organización. Cuando un empleado conoce los proyectos en los que tiene que trabajar es mucho más sencillo que este se organice, de manera que pueda cumplir con éxito con todas las tareas que le han sido delegadas.

 ¿Cómo te ayuda Sesame?

Con el gestor de tareas de Sesame podrás crear tantos proyectos como desees. Y no solo eso, podrás desglosar los proyectos en tareas para conocer exactamente qué tarea necesita más dedicación.

Una vez creados podrás asignar los proyectos a los empleados e imputarles costes por horas, para poder conocer el tiempo dedicado de cada uno y cuánto vale su productividad. Es una forma de demostrarle a tus clientes cuánto se ha trabajado en sus proyectos. ¿No es genial?

Si crees que el gestor de tareas puede ayudarte en tu negocio no dudes en hacer la prueba gratuita de 15 días de Sesame.

 

Control horario