Todo sobre la contratación de becarios en México

Existen muchos puntos positivos para que contrates a un becario o practicante a tu empresa. Conoce estos beneficios y cómo poder contratarlo

La contratación de becarios en tu empresa es algo que puede darte varios beneficios, y al mismo tiempo, ayudas a universitarios recién egresados a completar sus estudios. Es por eso que, en México, muchas empresas lo hacen.

¿Qué es un becario?

Cuando un joven ha terminado sus estudios universitarios, se encuentra con un problema: todos los empleos piden experiencia. Así, se crea un círculo vicioso, en el que el universitario no puede trabajar por no tener experiencia y no puede conseguir experiencia sino trabaja. Sin embargo, puede laborar de becario.

 

El becario, pasante o practicante, es una persona que va a una empresa a realizar uno o varios servicios, con el objetivo principal de adquirir conocimientos. No va en busca de un salario, ni de un trabajo estable.

 

Un becario no tiene una relación laboral con la empresa ni con el patrón. No existe de por medio un contrato donde se especifiquen salarios, seguro social, etc. Por esta razón, el practicante es libre y no está bajo el mando directo de nadie.

 

Ahora bien, no cualquier persona puede ser contratada como pasante. Esto solo es posible para personas que estén cursando la segunda mitad de su carrera o que acaben de terminar sus estudios. Y es que, en realidad, la pasantía forma parte del plan educativo en la mayoría de universidades.

Beneficios de la contratación de becarios

Una de las razones principales para contratar becarios es encontrar talentos prometedores. Estudiantes con mucha energía, muy habilidosos en lo que hacen y con ideas nuevas y frescas. Estudiantes que al completar la pasantía, podrán ser contratados sin necesidad de presentarles las instalaciones ni la gente.

 

Además, al ser estudiantes con poca o ninguna experiencia laboral, les es fácil aprender cosas nuevas, pues no tienen que deshacerse de enseñanzas viejas. Y aparte de esto, los jóvenes de hoy en día están más relacionados con la tecnología, cosa que es importante para saber usar computadoras, softwares, impresoras, sin necesidad de capacitación.

 

Otro punto a destacar es que las empresas pueden ahorrarse hasta 126,000 pesos al año contratando becarios. ¿Cómo es esto posible? Lo que pasa es que los practicantes no necesitan ser incorporados al seguro social, pues este ya es brindado por la escuela. Adicionalmente, no reciben un salario, aunque el patrón pueda proporcionarles apoyos para cubrir gastos como transporte, comidas, etc.

 

Por último, incorporar a gente joven a la empresa, con actitud, proactiva y con ganas de aprender, mejora el clima laboral. El pasante se vuelve una fuente de inspiración para el personal antiguo.

Requisitos para la contratación de becarios en México

Para contratar pasantes no existe una ley como tal. Sin embargo, en la ley laboral se establece que cuando una empresa alcanza los 1.000 empleados, debe de contratar a tres becarios.

 

Puede facilitarse el proceso de contratación de becarios si las empresas tienen convenios con universidades. Estas universidades deben de contar con carreras que aporten a la organización. Este convenio no es necesario, pero no tener uno hace más lento el proceso de selección.

 

Existen 4 documentos que una empresa necesita para incorporar practicantes:

  • Una carta donde se especifique el tiempo de duración de las pasantías y que puede ir desde 6 meses hasta 2 años. Para el caso de recién egresados, el tiempo suele ser de 6 meses, pues el seguro por parte de la escuela se vencería.
  • Una carta en la que se presente el acuerdo entre la empresa y la universidad.
  • Un comprobante del seguro facultativo, que se puede tramitar en la página del IMSS.
  • Un acuerdo sobre el apoyo económico que recibe el estudiante, en caso de recibir alguno. Cabe resaltar las palabras “apoyo económico”, pues no es un salario como tal, ni se ve afectado por los impuestos.

Algo importante a destacar es que un pasante va a la empresa con el objetivo de aprender, y no que se aprovechen de él. Lamentablemente, existen compañías que contratan practicantes y los ponen a realizar actividades que no tienen nada que ver con su carrera, como sacar copias. O que los hacen trabajar de más.

 

La contratación de becarios es, sin dudas, una gran oportunidad tanto para empresas como estudiantes. Ahora que ya sabes qué es lo que necesitas para contratar a uno, puedes empezar a buscarlos.

 

Comparte
Quizás te interese