¿Qué son los derechos de preferencia en México?

cuáles son los derechos de preferencia

Se suele pensar que no deben existir favoritismos en el trabajo, pero la ley en México dicta otra cosa. Existen aspectos que determinan quién debería tener cierto puesto o a quién se debería dar un ascenso, según la Ley Federal del Trabajo. ¿Sabes qué son los derechos de preferencia? Se trata de ciertas características que una persona debe tener para ser considerada sobre otros trabajadores en algún empleo.

¿En qué consiste un derecho de preferencia?

Es cierto que existen prácticas poco éticas que favorecen a algunas personas al momento de conseguir trabajo, pero los derechos de preferencia son diferentes. No es que tengan los amigos adecuados, tampoco un determinado poder adquisitivo o argumentos para convencer. Los derechos de preferencia son puntos muy concretos que determinan quiénes son las personas merecedoras de nuevos puestos laborales, ya sea que se trate de un nuevo proceso de reclutamiento o un ascenso para quienes ya son empleados de una empresa.

En otras palabras, ¿sabías que una empresa está obligada a contratar a alguien que cumpla con los derechos de preferencia? Si no se respetan estas normas, el aspirante puede solicitar, por ley, que se le otorgue el puesto o se le indemnice. En este artículo te contamos más sobre esta parte de la Ley Federal del Trabajo en México.

¿Qué dicen los derechos de preferencia?

Los derechos de preferencia toman en cuenta aspectos que tienen que ver con la forma de vida y las necesidades de los ciudadanos. Estos son los puntos más importantes que debes tomar en consideración como empresario:

  • Los derechos de preferencia se encuentran en el artículo 154 de la Ley Federal del Trabajo, donde se incluyeron desde 1970.
  • Del artículo 154 al 162, se incluyen los Derechos de preferencia, antigüedad y ascenso, los cuales se relacionan entre sí.
  • El artículo 155, dicta que, “si los aspirantes a un puesto cumplen con un derecho de preferencia, pueden presentar una solicitud que así lo compruebe para solicitar un puesto”. En esta solicitud se deben incluir aspectos como: domicilio y nacionalidad, si tienen a su cargo familia y quiénes dependen económicamente del trabajador, si prestaron servicios con anterioridad y por cuánto tiempo, las actividades en su trabajo y la denominación del sindicato al que pertenecen.

Es importante mencionar que corresponde al empleado comprobar que las vacantes existan en las empresas, porque normalmente se cubren rápidamente.

  • Los derechos de preferencia se aplican siempre, a menos que exista un contrato colectivo con una cláusula de admisión en donde se determine la preferencia.
  • Si no se cumple con los derechos de preferencia, el aspirante puede solicitar ante un tribunal que se le dé el puesto o se le indemnice con tres meses de salario.

Es importante que como empresarios comprendamos la importancia de ofrecerles a los trabajadores de la empresa, el derecho para poder competir en un puesto de trabajo. De no hacerlo, las sanciones pudieran ser muy severas. Pero ¿Qué dice la ley?

Ante todo lo anterior, ¿Cuáles son las características que se toman en cuenta en los derechos de preferencia? Según el artículo 154 de la Ley Federal del Trabajo, las personas que cumplan con lo siguiente tienen mayor derecho a un puesto:

  1. El ejercicio de un derecho de preferencia requiere forzosamente la concurrencia de otra u otras personas que aspiran a una vacante y respecto de la cual el trabajador que reclama debe ser preferido.
  2. Los mexicanos tienen preferencia sobre personas de cualquier otra nacionalidad.
  3. En el caso de tratarse de un puesto nuevo, ofrecido a trabajadores ya contratados, se deberá tomar en cuenta a quienes hayan servido a la empresa por más tiempo de manera satisfactoria.
  4. Las personas que no tengan otra fuente de ingresos y sean los únicos encargados de mantener una familia, también tendrán prioridad para solicitar y obtener un empleo.
  5. Se considera como prioritarias a todas las personas que hayan terminado su educación básica con éxito, es decir, al menos hasta la secundaria.
  6. Las personas que ya estén capacitadas para cierto puesto también deben ser consideradas. Si el patrón cumplió con la obligación de capacitar a todos los trabajadores de la categoría inmediata inferior a aquella en que se ocurra la vacante el ascenso, corresponderá a quien haya demostrado ser apto y tenga mayor antigüedad.
  7. Aquellos cuyos conocimientos y aptitudes son más adecuados para determinado trabajo deberían tener preferencia.
  8. Finalmente, las personas sindicalizadas tendrán prioridad sobre quienes no lo estén. Se entiende como sindicalizado a todo trabajador que se encuentre agremiado a cualquier organización sindical legalmente constituida.

¿Cómo afectan los derechos de preferencia a las empresas?

Para las empresas, cumplir con esta ley no es sencillo, porque suele haber casos en los que no se selecciona al mejor talento, sino simplemente se elige para no ser penalizado. Esto podría tener consecuencias para el empleador, que tiene que gastar recursos para capacitar a un colaborador que lo necesita o que no cumpla con los requerimientos del puesto de trabajo.

Casos más graves son los que se presentan cuando un empleado se aprovecha de la situación y de esta ley, para demandar a la empresa y así hacerse acreedor a una indemnización de tres meses.

Es importante que se mantenga una buena comunicación entre empleados y empleador para evitar caer en situaciones que atenten en contra de la empresa. Los empresarios deben ofrecer oportunidad a sus trabajadores dentro de la empresa, pero los trabajadores deben reconocer cuando no se encuentran aptos para un nuevo puesto. Esto ayudará a que el proceso de selección sea mucho mejor.

En definitiva, conocer los derechos de preferencia en una empresa es de suma importancia. Al estar marcado por la ley, es requisito ofrecer la oportunidad a los trabajadores dentro de la empresa, para que puedan ser tomados en cuenta en un proceso de selección. Justa o no, está marcada en la ley y se debe tratar de cumplir.

La clave es una buena comunicación con los empleados y especificar los criterios de selección y  las bases para ser seleccionado. En caso de no ofrecer estas condiciones al trabajador, corres el riesgo de pagar una indemnización o multa.

 

 

FUENTES CONSULTADAS:

*https://www.senado.gob.mx/comisiones/desarrollo_social/docs/marco/Ley_FT.pdf

Comparte
Quizás te interese