¿Qué es la rescisión laboral según la LFT?

Cómo funciona la rescisión laboral

En el año 2017, hubo más de 229,464 conflictos de trabajo en México, según la encuesta presentada por el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), en ese mismo año. Gran parte de estos conflictos terminaron en una rescisión laboral. Pero ¿en qué consiste una rescisión laboral? ¿Qué conlleva para los empleados y los patrones? Sigue leyendo y profundiza en este concepto.

Definición de rescisión laboral

¿Qué es una rescisión laboral? La rescisión laboral según la LFT es una acción legal que da la posibilidad al patrón o al empleado de finalizar su relación laboral mutua. Esta se origina producto de las afectaciones por el no cumplimiento (voluntario o fortuito) de las obligaciones legales y contractuales hacia su contraparte. La parte afectada en una rescisión, (siempre y cuando sea capaz de comprobar que la rescisión es justificada), se librará de cualquier responsabilidad frente a su contraparte.

En este artículo te mostraremos: cuando se puede hacer válida una rescisión laboral y que debe hacer como patrón, en caso de querer ejercer una rescisión con validez.

¿Cuándo se puede hacer válida una rescisión laboral?

Una rescisión laboral se puede hacer efectiva en el momento en que el solicitante, es decir, el patrón o el empleado, llegue a la conclusión de que el convenio o contrato establecido no se está cumpliendo, se está siendo estafado o se afecta física, moral o económicamente por su contraparte.

Desde la perspectiva del Patrón

Un empleador puede hacer uso de una rescisión laboral en el momento en el que el comportamiento del empleado ponga en riesgo la integridad de la empresa, de sus trabajadores, del empleador o inclusive de los familiares y allegados del mismo empresario.

Es requisito para el patrón declarar el incumplimiento de las obligaciones del empleado conforme al artículo 47 de la LFT fracciones I a XV.  En las siguientes líneas puedes encontrar las causas de una rescisión de contrato por el incumplimiento de un empleado.

Los siguientes son ejemplos en los cuales un empresario puede solicitar la rescisión laboral:

“I. Engañarlo el trabajador o en su caso, el sindicato que lo hubiese propuesto o recomendado con certificados falsos o referencias en los que se atribuyan al trabajador capacidad, aptitudes o facultades de que carezca. Esta causa de rescisión dejará de tener efecto después de treinta días de prestar sus servicios el trabajador;

  1. Incurrir el trabajador, durante sus labores, en faltas de probidad u honradez, en actos de violencia, amagos, injurias o malos tratamientos en contra del patrón, sus familiares o del personal directivo o administrativo de la empresa o establecimiento, o en contra de clientes y proveedores del patrón, salvo que medie provocación o que obre en defensa propia;

VIII. Cometer el trabajador actos inmorales o de hostigamiento y/o acoso sexual contra cualquier persona en el establecimiento o lugar de trabajo;

XII. Negarse el trabajador a adoptar las medidas preventivas o a seguir los procedimientos indicados para evitar accidentes o enfermedades”

Desde la perspectiva del empleado

Las fallas en el cumplimiento de las obligaciones del patrón que podrían motivar la utilización de una rescisión laboral por parte del empleado se enlistan en el artículo 51 fracciones I a X de la LFT.

Estos son los ejemplos más comunes:

“I. Engañarlo el patrón, o en su caso, la agrupación patronal al proponerle el trabajo, respecto de las condiciones del mismo. Esta causa de rescisión dejará de tener efecto después de treinta días de prestar sus servicios el trabajador;

  1. Incurrir el patrón, sus familiares o cualquiera de sus representantes, dentro del servicio, en faltas de probidad u honradez, actos de violencia, amenazas, injurias, hostigamiento y/o acoso sexual, malos tratamientos u otros análogos, en contra del trabajador, cónyuge, padres, hijos o hermanos;
  2. Reducir el patrón el salario del trabajador;
  3. No recibir el salario correspondiente en la fecha o lugar convenidos o acostumbrados;

VII. La existencia de un peligro grave para la seguridad o salud del trabajador o de su familia, ya sea por carecer de condiciones higiénicas el establecimiento o porque no se cumplan las medidas preventivas y de seguridad que las leyes establezcan;”

Soy un empleador ¿Qué debo hacer para llevar a cabo una rescisión laboral?

Al igual que otros procesos legales que involucran la relación laboral patrón-empleado, es importante que una rescisión laboral se realice a conciencia plena del Tribunal o Junta de Conciliación y Arbitraje de su localidad. Para realizarlo, debes cumplir con los siguientes pasos:

Paso 1

Como patrón, usted deberá presentar las causas que le motivaron a realizar dicha rescisión laboral hacia su empleado. Así mismo debe presentar directamente al trabajador (o a través del Tribunal de su localidad) un aviso en el cual se especifiquen las causas detalladas que dieron origen a esta rescisión laboral.

Si usted no avisa al empleado de forma directa o a través del Tribunal de su localidad, la rescisión sometida se tomará como automáticamente no justificada. Esto podría tener como consecuencia, que el empleado presente una contrademanda que incluya indemnización.

Paso 2

Después de recibir el aviso, si el empleado decide que la rescisión es injustificada, tiene un plazo de 5 días para hacer una demanda al patrón ante el Tribunal o Junta de Conciliación y Arbitraje de su comunidad. En este caso, el empleado debe de presentar pruebas de por qué su despido es injustificado.

Importante: Entrega de pruebas y siga las formalidades

Si el empleado es capaz de demostrar que dicha rescisión es injustificada, el empleador tendrá la obligación de indemnizarlo por tres meses de salario o reinstalarlo en la fuente laboral (si la rescisión laboral es mayor a un año).

Por otra parte, si el patrón no realiza de manera correcta los pasos para la utilización de esta acción legal o incurre en ilegalidades, la rescisión será tomada como automáticamente no justificada. El artículo 48 bis fracciones I y II de la LFT, mencionan las fallas que podrían ocasionar esto.

“a) Ofrecer algún beneficio personal, dádiva o soborno a funcionarios del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, Centros de Conciliación Locales o Tribunales; así como a terceros de un procedimiento laboral;

  1. b) Alterar un documento firmado por el trabajador con un fin distinto para incorporar la renuncia;
  2. c) Exigir la firma de papeles en blanco en la contratación o en cualquier momento de la relación laboral;
  3. d) Presentación de hechos notoriamente falsos en el juicio laboral, por cualquiera de las partes o sus representantes, sobre el salario, la jornada de trabajo o la antigüedad de la relación de trabajo;”

¿A dónde puedo acudir para solicitar ayuda?

En caso de necesitar ayuda por favor acuda al Tribunal o Junta de Conciliación y Arbitraje de su localidad.

El conocimiento sobre cómo realizar correctamente  una rescisión laboral es fundamental para evitar daños o afectaciones hacia el patrón y su empresa.

En definitiva, Una rescisión laboral es un procedimiento que tanto empleados como empleadores no quisieran seguir. Sin embargo, hay situaciones en las cuales son la manera más “amistosa” de terminar con un conflicto de trabajo.  Para protegerte como empresario, es necesario que cuentes con las pruebas suficientes para defenderte ante cualquier falta al contrato. Esto te permite evitar conflictos o futuras demandas, que para la empresa se expresen en gastos por pago a abogados. Pero si logras comprobarlo, la ley te protege ante cualquier situación.

FUENTES CONSULTADAS:

*https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2018/OtrTemEcon/EstLabJucionLocal2018_06.pdf

*http://cgservicios.df.gob.mx/prontuario/vigente/r222601.html

Comparte
Quizás te interese