Preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo

Preguntas típicas de una entrevista de trabajo

¿Ha llegado la hora de contratar personal nuevo y no sabes qué preguntas hacer en la entrevista de trabajo? No te preocupes, en este artículo te mostramos las mejores preguntas que puedes usar. Antes de que empieces a realizar las entrevistas de trabajo, debes preparar las preguntas frecuentes en una entrevista laboral, pues te servirán como guía cuando evalúes a los candidatos.

¿Por qué debo preparar mis preguntas en una entrevista de trabajo?

Las entrevistas de trabajo se hacen para comparar a los candidatos con los perfiles que necesitas para un puesto, y buscar a aquel que mejor se acomode. Empezar estas entrevistas sin una preparación es como ir a ciegas por un camino, a menos de que tengas muchos años de experiencia.

Si no conoces qué preguntas vas a hacer, puede ser que contrates a la persona incorrecta, que quizás no se adapte bien al puesto y no pueda dar un gran desempeño. Por lo tanto, no prepararte le puede costar muy caro a la empresa. Ya sea mediante un reclutamiento virtual o un reclitamiento personal, es importante prepararse un guión y las preguntas perfectas para encontrar al candidato ideal.

Listado de preguntas en una entrevista laboral

A continuación te contamos cuáles son las preguntas más comunes, y que pueden darte información vital sobre cada candidato. No es necesario que uses absolutamente todas, sino que escojas las que más te pueden servir dependiendo del perfil que buscas. Asegúrate de leer primero los CV’s de todos los que entrevistarás.

Preguntas de la entrevista de trabajo para romper el hielo

Son preguntas casuales que a veces sirven también para calmar los nervios de los candidatos. Pero, también te ayudan para descubrir qué piensa cada uno.

1. Háblame sobre ti

Esta pregunta te permite conocer un poco sobre la historia del candidato. A pesar de ser muy sencilla y de que no parece la gran cosa, es útil para saber si los valores del entrevistado se alinean con los valores de la empresa.

2. ¿Por qué te interesa trabajar en esta empresa?

Una pregunta que te demuestra el compromiso del candidato. Cuando les plantees a tus aspirantes esta interrogante, podrás detectar quiénes han investigado previamente, y quiénes solo tratan de aplicar para el puesto simplemente porque “pagan muy bien”. Aquellos que han recolectado información anteriormente, te dan a entender que tienen interés por la organización.

3. ¿Qué te gusta hacer en tus horas libres?

Dependiendo de la empresa, que el candidato tenga ciertos pasatiempos puede ser muy valioso. Por ejemplo, una persona que te diga que pertenece a un club de teatro tiene que estar más acostumbrada a trabajar en equipo.

Preguntas incómodas

Este tipo de preguntas pueden poner en aprietos a algunos candidatos, y es donde muchos de ellos tropiezan

1. ¿Por qué dejaste tu anterior empleo? (O por qué lo quieren cambiar)

Aquí las personas pueden quejarse sobre su anterior empleo (mal ambiente laboral), y eso está bien, pero quienes se enfocan haciendo comentarios negativos suelen ser también personas negativas. Busca gente que te diga cómo quieren crecer, y cómo el puesto que ahora buscan se acomoda más a ellos.

2. ¿Por qué te despidieron?

Una persona puede ser despedida por una amplia variedad de razones. El objetivo de esta pregunta no es tratar de señalar los errores, pues todos los cometemos en algún momento. En cambio, lo que se quiere lograr es ver la honestidad del candidato e identificar sus ganas de desarrollarse, de ser mejor.

Muchos podrían tratar de cubrir los verdaderos motivos, y algo que también puedes hacer es preguntar en las empresas donde laboraron anteriormente.

Preguntas difíciles

Estas preguntas en una entrevista de trabajo también suelen dificultárseles a algunos candidatos, y en ciertos casos sirven también para evaluar sus competencias.

1. Cuéntame un error que hayas cometido en tu vida laboral y cómo lo solucionaste

Con esta pregunta puedes evaluar la capacidad de un candidato ante situaciones complicadas, y ves de qué es lo que puede lograr. Es importante que te diga también cuáles fueron los resultados una vez lo solucionó. Alguien que duda mucho y se lo piensa bastante quizás te esté mintiendo, así que ten cuidado.

2. ¿Cuál salario te gustaría tener?

Hacer esta pregunta sirve para alinear las expectativas entre el candidato y la empresa. Siempre tiene que ser una cantidad razonable. Un candidato bien informado te pedirá una cantidad realista.

3. ¿Cómo manejas la presión?

Con esto puedes medir la inteligencia emocional del candidato, y cómo actúa ante situaciones difíciles: tomarse un tiempo a solas, pedir ayuda, etc. Toma esta información en cuenta y compárala con el perfil que estás buscando.

Preguntas retadoras

Estas preguntas en una entrevista de trabajo plantean situaciones difíciles y lo que se quiere lograr es ver la reacción del candidato ante ellas.

1. ¿Cuál es el mayor riesgo que has tomado?

Si la entrevista de trabajo es para un puesto donde tomar decisiones es algo vital, esta pregunta te deja saber qué caminos podría tomar el aspirante. Dependiendo de la respuesta, se podría ver la inclinación hacia los caminos seguros o hacia soluciones novedosas pero peligrosas.

2. ¿Por qué deberíamos contratarte?

Una pregunta que muchas veces puede agarrar por sorpresa a los candidatos, y algunos no saben qué responder. Busca a alguien que te diga por qué tiene lo que se necesita para el puesto, y que vaya acorde a las metas de tu empresa.

3. ¿Tienes alguna pregunta?

La mayoría de las entrevistas de trabajo deberían de terminar con esta pregunta, y saca a la luz el interés del candidato por la empresa.

Otras preguntas típicas en las entrevistas de trabajo

Para preparar la entrevista de trabajo perfecta para los candidatos es indispensable que les cuestiones cosas sobre el futuro y su trayectoria profesional:

1. ¿Cómo te ves en 5 años?

Esta pregunta sirve para conocer las motivaciones y objetivos de los candidatos, dejando que ellos te digan cómo se ven en un futuro. Si alguien te responde “me veo con mi propia empresa, con varios locales alrededor del estado”, eso quiere decir que es una persona emprendedora, y está muy bien, pero no tiene aspiraciones de quedarse en la empresa. Lo mejor siempre es buscar a gente que se quiera quedar contigo a un largo plazo.

2. ¿Cuáles son tus debilidades? (O tu mayor debilidad)

Mide la honestidad del candidato, y el grado en el que él se conoce a uno mismo. Ser consciente de nuestra situación personal, nos da la oportunidad de saber en dónde tenemos que mejorar. Muchos te responderán con clichés, pero habrá algunos que te digan cosas muy específicas. Estos últimos son los mejores.

3. Si mañana ganaras la lotería, ¿vendrías a trabajar mañana?

Una pregunta trampa poco común en una entrevista de trabajo. El objetivo de esta es ver los motivos que mueven al candidato. Aunque es poco probable que alguien gane la lotería, bien puede ser reemplazada por la propuesta de otra empresa.

Un candidato que responda de manera afirmativa no te será muy fiel.

Comparte
Quizás te interese