Honorarios y costos, incluidos en la ley sobre el teletrabajo

Qué gastos cubre la ley de teletrabajo

En México, el 12 de enero de 2020 entró en vigor la reforma del artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo. Este artículo habla sobre el teletrabajo o trabajo a distancia. En él, se incluyen las especificaciones sobre los honorarios y los costos del teletrabajo que debe de respetar el empleador.

El trabajo a distancia ha aumentado desde la crisis del coronavirus y era necesario revisar y dejar en claro los derechos de aquellos que trabajan desde sus domicilios. Así que, si estás pensando en contratar a alguien, ya sea para un trabajo único o para que se vuelva tu colaborador, necesitas tener en cuenta la ley del teletrabajo.

¿Cómo funcionan los costos y los honorarios según la Ley del Teletrabajo? ¿Cuáles son los gastos que tendrás que asumir? ¿Te saldrá contratar a alguien de forma remota más rentable que a alguien que trabaje presencialmente?

Los costos y honorarios que debes cubrir según la Ley del Teletrabajo

Cuando se trabaja a distancia, los costos que hay que cubrir son esencialmente los mismos que los del trabajo presencial. La diferencia es que deben de adaptarse a esta modalidad.

Seguro social

Una persona que trabaja desde casa no está exenta de sufrir algún daño. Es por eso que, según la Ley del Teletrabajo, debes proporcionar seguro social a tus empleados remotos.

Entre los peligros a los que las personas están expuestas trabajando en sus domicilios se encuentran:

  • Lumbalgias: Una mala postura frente a la computadora puede, con el tiempo, dañar la espalda y provocar molestias.
  • Lesión por esfuerzo repetitivo: RSI, por sus siglas en inglés, Repetitive Strain Injury, es una condición ocasionada por hacer una labor de manera repetitiva. Al estar tanto tiempo trabajando y presionando teclas, una persona puede llegar a sentir molestias y dolor en sus músculos.
  • Descargas eléctricas: Trabajar con equipos eléctricos tiene un riesgo, aunque sea muy improbable. Este riesgo es el de sufrir una descarga eléctrica, y que puede llegar a ser mortal.

Recibir los equipos necesarios

Cuando contratas a un técnico para que le dé mantenimiento a tus equipos, este necesitará herramientas: llaves inglesas, desarmadores, multímetros, etc. Si no, no podrá realizar sus labores. Lo mismo pasa con el teletrabajo.

Aquella persona que realiza sus actividades a distancia necesita el equipo adecuado. Equipo como:

  • Computadora.
  • Webcam.
  • Impresora.
  • Silla ergonómica.

El patrón, según la Ley del Teletrabajo, está en la obligación de proporcionar este material.

Internet y electricidad

Una computadora es prácticamente inservible para el teletrabajo si no se conecta a internet. En este caso, el empleador tiene que cubrir este servicio.

Además, la electricidad consumida por los equipos tiene que ser pagada por la empresa. Sin embargo, en la Ley del Teletrabajo no se explica cómo hacer esto. Y para empeorar la situación, en el recibo de la luz no hay una sección que diga “equipos electrónicos para el trabajo”.

¿Cómo cubrir la cuota de luz utilizada por tus empleados? Esto ya depende de cómo lo quieras hacer. Por ejemplo, establecer un costo fijo basándote en cuántos watts consumen los equipos por hora, y hacer un cálculo aproximado.

Capacitaciones

El uso de las nuevas tecnologías, de nuevos softwares, puede ser complicado para algunas personas. Teniendo en cuenta esto, la Ley del Teletrabajo deja claro que se deben de proporcionar las capacitaciones adecuadas para que tu personal no tenga ningún problema al trabajar a distancia.

La Ley del Teletrabajo y los honorarios adicionales a los costos

Los honorarios es la forma de calcular el pago de un trabajador independiente. Y cuando se contratan los servicios de alguien externo, aunque no exista un contrato, tiene los mismos derechos que un trabajador oficial de la empresa.

El cobro de estos honorarios varía dependiendo del caso. La Ley no establece ningún procedimiento específico. Esto para evitar que algunas empresas puedan llegar a evadir sus responsabilidades laborales.

En conclusión, los costos y honorarios que menciona la Ley del Teletrabajo son los mismos a los de un trabajador presencial. Sin embargo, hay que definir la forma en la que se van a cumplir cada uno de ellos. Además de que estos costos y honorarios han de adaptarse a esta modalidad.

Comparte
Quizás te interese