Guía para realizar un proceso de reclutamiento virtual

Como realizar un reclutamiento en línea

Los procesos de reclutamiento virtual se ha incrementado en los últimos tiempos, principalmente por la pandemia mundial, y es necesario saber adaptarse a este cambio. Hacer este tipo de procesos es muy parecido a como se hacía antes, con la diferencia de que ya no hay contacto humano como tal. En un reclutamiento por Internet todo sucede a través de una cámara, y el entrevistador debe arreglárselas para identificar patrones en su lenguaje corporal.

Las ventajas del reclutamiento virtual

Un reclutamiento remoto, reclutamiento online o virtual posee una serie de puntos a favor que no debes pasar por alto. Sin embargo, el reclutamiento virtual tiene varias ventajas frente al reclutamiento tradicional. Dejando de lado la crisis del Coronavirus, ya había empresas que estaban haciendo sus contrataciones online y de esta forma, y no es de extrañar, pues el reclutamiento virtual goza de varios beneficios.

  • Contratar a gente de cualquier parte del país o del mundo: Este proceso te permite buscar a gente no solo de tu zona, sino de cualquier parte. Así, si por alguna razón no encuentras lo que necesitas en tu área, puede ser que sí lo halles en Monterrey, Guadalajara o Sinaloa.
  • Más rápido: El reclutamiento virtual es más rápido, siempre y cuando puedas organizar las entrevistas de forma efectiva. Con este proceso, es posible hacer una cita detrás de otra. Además, los CV’s pueden ser mandados a través de correo electrónico, sin necesidad de ir a la empresa.
  • Más barato: Cuesta menos, sobre todo para los candidatos, pues no gastan dinero en transporte. También, no es necesario preparar una gran sala de recepción.

La gran desventaja del reclutamiento en línea

No todo es bueno en este proceso, ya que no hay contacto humano. Por lo tanto, es más difícil leer el lenguaje corporal.

Los novatos en el departamento de RR HH no sentirán tanto este cambio, pero los más experimentados tendrán más dificultades para evaluar ciertos aspectos. Aun así, el reclutamiento virtual es bastante mejor que el convencional, pues sus ventajas opacan a esta desventaja.

Cómo realizar un reclutamiento virtual

El proceso para realizar un reclutamiento virtual es parecido al de toda la vida, pero existen algunos aspectos que hay que tomar en cuenta. Los más veteranos a veces tienen complicaciones a la hora de adaptarse a este sistema. Es por eso que en esta guía se explicará cómo debe de hacerse.

Antes de cualquier entrevista

Guarda las ofertas de trabajo y no te pidas ningún CV hasta que definas bien cuál es el puesto vacante y qué perfil se acomoda a él.

Hacer este trabajo preliminar era esencial en los reclutamientos convencionales, y lo sigue siendo en los virtuales. Además, debes preparar las preguntas que harás y qué tipo de entrevista manejarás.

Prepara la entrevista, tener todo esto listo de antemano te permitirá evaluar mejor a los candidatos, y obtener una mayor eficiencia.

La guía para hacer un reclutamiento virtual

A continuación te mostramos la guía para hacer un buen reclutamiento virtual. Aquí, se tomará en cuenta que ya has hecho la oferta de trabajo y has recibido todos los CV’s de los candidatos.

1. Escoge un software para reuniones virtuales

En la actualidad, existen muchos programas que te sirven para crear reuniones virtuales. Por ejemplo:

  • Skype: Uno de los pioneros en cuanto a softwares de videollamadas. Sin embargo, hoy en día se usa cada vez menos, y las empresas se van por otras opciones.
  • Zoom: La herramienta que se hizo popular cuando la pandemia explotó. Es sencilla de utilizar, pero sin una membresía, no puedes hacer una llamada por más de 40 minutos y requiere instalarse en un dispositivo.
  • Google Meet: Desarrollado por google, es una aplicación totalmente en línea. No requiere de ninguna instalación ni tampoco hay límite de tiempo. A diferencia de zoom, tiene herramientas un poco más limitadas.
  • Microsoft Teams: Al igual que google, es una aplicación en línea, pero puede instalarse en un dispositivo. La principal diferencia es que te permite editar los documentos de Word, Excel y demás con tus compañeros en tiempo real.

La elección del software es a gusto personal, y simplemente tienes que escoger el que más se adapte a ti. Una vez lo hagas, asegúrate de dominarlo y conocer todas sus funciones.

2. Agenda reuniones

Ya que has revisado todos los CV’s de los candidatos y tienes en la mira a unos cuantos, organízalos en un día y una hora en específico. De esta forma, podrás optimizar tu tiempo.

Las horas puedes escogerlas tú, pero es más conveniente que dejes a los candidatos hacerlo, o les des más opciones para que encuentren un horario cómodo. Así, darán una mejor entrevista.

Guarda toda esta información en una hoja de Excel (preferentemente) y que no se te olvide enviar por correo electrónico el link de la reunión. Algunos softwares te facilitan esto. En el caso de Google Meet, por ejemplo, puedes crear una sala donde llevar a cabo todas las reuniones, y solo tienes que enviar un link.

3. La entrevista

Empieza las reuniones como las agendaste, y asegúrate de que los dos, tanto tú como el entrevistado, enciendan su cámara. Que haya el mayor contacto humano posible.

Arréglate como lo harías en una entrevista normal, y observa bien la vestimenta y los movimientos del candidato. Como se comentó antes, la gran desventaja del reclutamiento virtual es la dificultad para evaluar el lenguaje corporal, pero no es imposible.

Haz las preguntas con naturalidad, cerciorándote de que tu aspirante está escuchando. Para escuchar las respuestas con mayor claridad, puedes utilizar audífonos pequeños, y si son Bluetooth, mejor.

Finaliza la entrevista como lo harías en las entrevistas presenciales, y termina la reunión con ese candidato. Después, haz que el siguiente entre en la sala para repetir el proceso.

Cuando hayas acabado todas las entrevistas, escoge al candidato que más te haya gustado y mándale por correo lo que sigue. También puede ser por llamada.

En definitiva, el reclutamiento virtual es muy parecido al convencional. Más que nada tienes que enfocarte en aprender a utilizar los software. Cuando los domines, todo será más sencillo.

Comparte
Quizás te interese