El primer día en el trabajo: el día más importante de tu colaborador

Primer día de trabajo y acogida del nuevo empleado

El primer día en el trabajo es el que más relevancia tiene, y que puede afectar considerablemente el desempeño de tus nuevos empleados. Es necesario que diseñes un proceso adecuado, que permita a los recién contratados integrarse perfectamente. Además, el primer día en el trabajo es el inicio del onboarding.

El onboarding es el proceso que sigue después de las contrataciones, y donde a través de distintas estrategias, se incorporan a la empresa los nuevos empleados.

¿Por qué deberías preocuparte por el primer día en el trabajo?

En su libro “Los primeros 90 días”, Michael D. Watkins especifica que cuando alguien acepta un nuevo trabajo, es más vulnerable, y por lo tanto es el mejor momento para impactarle.

Si no se lleva a cabo una buena primera impresión, ni tampoco un buen proceso de onboarding, las consecuencias pueden ser fatales.

En caso de que no cuides bien el primer día de trabajo para tus nuevos empleados, tu onboarding no será eficiente y vas a tener que estar contratando muy seguido, lo que se traduce en una pérdida de tiempo y de dinero.

Invierte esfuerzo en diseñar un primer día increíble para todos tus nuevos miembros, pues los resultados valen la pena.

Cómo tratar a un empleado en su primer día de trabajo

Para impactar a tus nuevos trabajadores y hacer que su experiencia dentro de la compañía sea agradable, te dejo unos puntos importantes que debes tomar en cuenta.

Si los sigues y los implementas de la forma adecuada, según TalentWise, el 69% de tus empleados se quedarán contigo por lo menos 3 años.

1. Enfócate en la cultura

Muchas empresas cometen el error de inundar a los recién ingresados con un montón de papeleo, haciendo pláticas formales sobre el horario, las reglas, y demás. Esto da como resultado una primera experiencia bastante aburrida, ¿no crees?

En lugar de eso céntrate en la cultura de la empresa, en la misión, visión y los valores que comparten cada empleado. Lo demás ya se los contarás después.

2. Involúcralo a tu equipo

Todos los empleados, por lo menos del departamento a donde llegan los nuevos, deben de dar una cálida bienvenida. Además, asigna a cada uno de los recién contratados un empleado con experiencia, que sirva de mentor y que pueda resolver cualquier duda que tengan.

Tienes que dejar en claro que no está mal que pregunten mucho: dales toda la libertad y sé paciente con ellos.

También, aparte de un mentor, puedes asignar un guía que se encargue de enseñar las instalaciones de la empresa, desde los baños y comedores hasta los puestos de trabajo.

3. Hazle saber lo que se espera de él

Explícale qué es lo que tiene que hacer y por qué ha sido contratado. Coméntale también cómo se medirá su desempeño dentro de la empresa. Apuesta por una formación sobre el control horario y la forma de computar su jornada laboral. También puedes contar con un software para optimizar el proceso de incorporación y facilitar la acogida.

Esto es importante para que aclares cualquier duda, y tu nuevo fichaje entienda en qué tareas debe de enfocarse.

4. Invítalo a conocer al CEO o a los jefes de sus departamentos

El hecho de permitir a los nuevos relacionarse con los altos cargos los hace sentir especiales, que realmente los toman en consideración. Puede ser una comida o una charla, pero lo importante es que convivan con las personas y el equipo, y que estas últimas los traten bien.

5. Dale tiempo

Un nuevo empleado no puede ser tan productivo como alguien con años de experiencia, por lo que es normal que al principio sus resultados no sean los mejores. Debes comprender esto y ser paciente con el nuevo (o los nuevos).

Pero hay que dejar claro algo. Un nuevo empleado que recibe una buena bienvenida, que se lleva una buena impresión, se adaptará mucho más rápido que alguien que no.

Este es uno de los aspectos por los que, también, es importante hacer de este día uno memorable y que le guste recordar.

Lo que debes y no debes hacerles a tus empleados el primer día de trabajo

Si sigues los puntos que hemos tratado al comienzo del artículo no deberías tener muchos problemas en el primer día de trabajo de tus empleados, pero ahora te voy a decir las cosas que tienes que hacer y las que debes evitar a toda costa.

Cuando un nuevo trabajador llega a la empresa en su primer día, debes asegurarte de:

  • Explicar la cultura de la empresa detalladamente también puedes dar folletos u otro material impreso para que los puedan leer cuando quieran. Y responde todas las dudas.
  • Pasar la responsabilidad de este proceso a tus empleados, y no cargar con todo sobre tu espalda.
  • Hacer preguntas a los más experimentados de cada departamento, y que ellos te den recomendaciones de lo que puedes hacer para mejorar este proceso.

Y a toda costa tienes que evitar:

  • Darle al nuevo una cantidad increíble de papeleo, haciendo su primer día uno muy aburrido y poco agradable.
  • Olvidar indicar cosas básicas. Por más obvio que parezca, asegúrate de decirle dónde se va a sentar, qué equipos en la oficina puede utilizar, entre otras cosas.
  • Esperar mucho de él. Recuerda, es su primer día y es imposible que se pueda comparar a los demás empleados. Normalmente, un nuevo integrante alcanza su máximo potencial en los primeros 90 días, aunque puede variar.

Cómo un software te puede ayudar a mejorar la experiencia del primer día de trabajo

En la actualidad existen programas informáticos que facilitan una gran cantidad de procesos, y los hacen más sencillos.

Con estos softwares puedes tomar la lista de asistencia, lista de ausencias y vacaciones, establecer los turnos y los horarios, añadir trabajadores a la plantilla, crear organigramas y otras cosas más que pueden hacer más simple todo el proceso. Te invito a que uses nuestro software de RRHH Sesame gratis por 15 días, donde puedes encontrar todas estas funciones y más.

Asegúrate de brindar un primer día en el trabajo inolvidable, que quede marcado en la cabeza de tus nuevos trabajadores, para que puedan incorporarse rápidamente a tu empresa.

Aplica todos los puntos para que mejorer tu ambiente laboral y que a tu empresa al siguiente nivel.

Comparte
Quizás te interese