4 Consejos para timbrar la nómina con éxito

timbrado de la nómina

A timbrar la nómina hacemos alusión al procedimiento mediante el cual con un archivo electrónico se certifica a la entidad correspondiente de que se ha realizado el pago a los empleados de la nómina sin errores. Entonces se emite una identidad como una firma o timbre.

¿Qué significa timbrar la nómina?

Cuando hablamos de timbrar la nómina hacemos referencia a sellar los recibos de los pagos efectuados a cada uno de los colaboradores que forman parte de la organización. Después dichos recibos se añaden en la Secretaría de Hacienda, donde se informa de la existencia de dicho documento y se realiza la autorización de los datos que contiene la nómina: los pagos, las deducciones y las prestaciones.

En esta línea, el patrón se involucra más en el proceso contable, establece una elaboración de nóminas electrónicas, define fielmente las deducciones y percepciones de cada trabajador.

Ahora que conoces en mayor profundidad la definición de timbrar la nómina, debes saber que su importancia reside en que este proceso ha favorecido y agilizado la legalidad ante la declaración de impuestos anual e igual a la hora de cobrarla.

Cómo timbrar la nómina de los colaboradores

Antes de comenzar debes saber que el timbrado de la nómina se debe hacer cada vez que se realice un pago a los colaboradores, es decir que si se realiza un pago de la nómina con la periodicidad quincenal, el timbrado se realiza dos veces mensualmente. Se trata de un procedimiento fácil, presta atención:

  1. El primer paso para timbrar la nomina es comprobar los RFC de cada colaborador.
  2. Después se calcula la nómina dejando claras las percepciones, deducciones y cada uno de los conceptos de este documento. Los datos que se verifican son los siguientes: deducciones, percepciones, horas extras, nombre del patrón, nombre del trabajador…
  3. Después la nómina se envía en formato .txt o .xml al PAC donde se comprueba que cumple todos los requisitos que establece el SAT.
  4. En caso de estar todo en orden se timbra el recibo de la nómina, de lo contrario, el patrón la recibirá de nuevo para su revisión.

Si cuentas con un gestor documental puedes guardar tanto las nóminas, como los justificantes y otros documentos claves tanto para el departamento de gestión del personal como para el empleado y así poder consultarlos fácilmente. Esta es una forma de mejorar la gestión documental del departamento de RRHH y simplificar el hecho de usar tanto papel.

Comparte
Quizás te interese