Aumentar la productividad de los empleados se convierte en una preocupación diaria cuando se trata de tu negocio, de ellos dependerá que crezca como deseas. Ser consciente de los logros de tu equipo puede ser la solución a tu preocupación.

Reconoce los logros de tu equipo

El equipo es el núcleo de tu empresa, por ello se ha de cuidar. Cuidar a los empleados se trata de un trabajo diario que no hay que descuidar.

Muchas veces pensamos que la recompensa económica de un trabajo es suficiente para que el equipo se sienta motivado. Pero la realidad no acompaña este pensamiento. Recompensar un trabajo no es reconocerlo, no motiva, solo mantiene una estabilidad laboral. El reconocimiento motiva a mejorar un trabajo ya recompensado.

Reconocer el buen trabajo empieza con la preocupación que se tiene por el  bienestar de cada uno de los empleados, hacerles ver lo importantes que son y que no solo importa su trabajo, si no también ellos. 

Sesame te acerca a los empleados

Sesame te acerca a tus empleados gracias a que el control horario trae consigo una óptima planificación del tiempo de ocio para que la vida personal se adapte a la laboral. Facilitar la flexibilidad laboral  es el primer paso para que las personas se sientan entendidas y a gusto en sus puestos de trabajo. 

Esta parte de afianzar relaciones es muy importante para que el equipo se crea los reconocimientos que se hacen y poder obtener el feedback esperado. La autonomía de los empleados es uno de los factores más influyentes para ello.

Cuando tenemos la confianza de todos nuestros empleados hemos de cuidarla, como hemos nombrado anteriormente, día tras días, mediante el reconocimiento del trabajo bien hecho. 

Si tu equipo ve que su trabajo es valorado, continuará con el mismo más motivado y poniendo más ganas en alcanzar la perfección. Todos buscamos gustar, aún de manera inconsciente y si el trabajo es el medio para ello, pondrán todo el empeño por sacarlo adelante con éxito.

Las consecuencias son del todo positivas. Si un empleado se siente bien en su puesto de trabajo, directamente se convierte en un representante perfecto de la empresa y hará que la reputación salga beneficiada. Al mismo tiempo, si la cara visible de tu empresa es un empleado satisfecho, será el mejor reclamo para atraer a nuevos talentos.